+ Curiosidades e Historia sobre el poste de #barbero

La tradición de estas señales rojas y blancas o rojas, blancas y azules que hoy en día lucen algunas peluquerías data de la Edad Media.

¿Quién no ha visto alguna vez una peluquería con una señal en forma de poste rojo y blanco o, en su defecto, rojo, blanco y azul? Los postes de barbero -barber’s pole en inglés- son muy comunes en el Reino Unido y en Estados Unidos, donde pocas peluquerías tradicionales no tienen uno en la puerta, aunque cada vez es más fácil verlos en algunas calles españolas. En los países anglosajones, estas señales son a las peluquerías lo que las cruces verdes a las farmacias. O incluso más, ya que hasta se han realizado grandes homenajes a este curioso e histórico elemento. En la localidad estadounidense de Forest Grove (Oregón), por ejemplo, decidieron construir el poste de barbero más alto del mundo, de casi 22 metros.

Pero lo mejor de estas señales no es el tamaño que pueden llegar a adquirir si un pueblo de Oregón se lo propone, ni el efecto óptico que producen sus líneas cuando están en movimiento (sí, hay algunos que giran y se iluminan). Ni siquiera lo ‘trendy’ que quedan en la pared de una peluquería. Lo mejor es su curiosa y sangrienta historia.

En la Edad Media todavía no estaban de moda las mechas ni la permanente, así que los barberos tenían que ofrecer los servicios más variados para ganarse el sueldo. En aquella época, no solo arreglaban las barbas de sus clientes, sino que también realizaban operaciones menores de cirugía, como extraer dientes, o sangrías con sanguijuelas que hoy en día acabarían en la oficina del Defensor del Paciente. De hecho, Ambroise Paré, un cirujano francés del siglo XVI considerado el padre de la cirujía moderna que llegó a tratar a varios reyes de su país, comenzó su carrera como barbero-cirujano.

Estos personajes iban de un pueblo a otro con su caravana a cuestas, y sus clientes sabían donde encontrarles por el poste que colocaban junto a su improvisado salón de belleza/consultorio médico. En ese listón era el lugar donde el barbero colocaba las vendas que usaba para que se secaran, y de paso servía como señal de reclamo. El poste representaría al palo que apretaban los pacientes para que las venas de su brazo se marcaran y poder realizar la extracción, mientras que el color rojo simboliza la sangre y el blanco las vendas que el barbero usaba para detener la hemorragia.

Peluquería Majadahonda.

http://pivotpoint.es/la-sangrienta-historia-del-poste-de-barbero/

#peluqueriacaballerosmajadahonda #peluqueriahombremajadahonda #peluqueriamajadahonda #barberiamajadahonda #barberia

Entradas destacadas
Entradas recientes